La cirugía ortognática o cirugía de los maxilares es el tratamiento de elección cuando el problema radica en los huesos de la cara y no se puede corregir simplemente con ortodoncia.

En estos casos existe una diferencia de tamaño o de posición entre ambos huesos maxilares. Por lo tanto la solución ideal radicará en tratar dicho problema, es decir, tratar los huesos, para lo que será necesario realizar una cirugía de los maxilares.

El objetivo del tratamiento de ortodoncia multidisciplinar con el cirugía maxilar será solucionar la maloclusión y el aspecto facial ya que en la mayoría de las ocasiones las proporciones faciales se encuentran alteradas.

Este tratamiento no deja cicatrices ni marcas a nivel facial y en determinadas ocasiones se combina con un tratamiento de medicina estética.

En algunos pacientes con problema esqueléticos podrá evitarse la intervención y se podrá realizar un tratamiento de ortodoncia sin cirugía.

Planificación

Uno de los pilares en los tratamientos de cirugía ortognática es la planificación.

Sonrisa Gingival

La sonrisa gingival es la cantidad de encía excesiva que queda expuesta al sonreír.

Asimetría Facial

La asimetría se produce cuando la mandíbula se desvía hacia un lado y conlleva un cambio funcional.

Clase II

La clase II esquelética se define cuando el maxilar superior se encuentra adelantado respecto a la mandíbula.

Clase III

Discrepancia anteroposterior entre los maxilares donde la mandíbula ocluye por delante del maxilar.

Mordida Abierta

La mordida abierta se produce cuando los dientes anteriores no contactan entre sí.

Mentoplastia

En algunos tratamientos es necesario realizar una operación quirúrgica mediante prótesis o con osteotomía.

Mordida Cruzada

El tratamiento para la correción de la mordida cruzada posterior en el paciente adulto es la “expansión rápida del paladar asistida quirúrgicamente” .

Llámanos al 951 441 275 o rellena el siguiente formulario y te llamamos