Historia de la Ortodoncia Lingual

bracket incognito

Numerosas han sido las innovaciones que se han producido en el campo de la ortodoncia en los últimos años. Básicamente se caracterizan por una dicotomía entre sistemas más eficientes y aparatología más estética. Por un lado se buscan métodos que sean eficaces obteniendo los resultados deseados en menor tiempo, que sean versátiles, fáciles de usar y más cómodos para el paciente. Por el otro lado, los avances apuntan hacia sistemas de ortodoncia más estéticos e invisibles (Fig. 1).

Un estudio reciente valoraba la opinión de los pacientes sobre la apariencia de los aparatos de ortodoncia y en qué medida aceptaban los diferentes tipos de aparatos. En esta encuesta se incluían brackets metálicos, estéticos, híbridos, alineadores de poliuretano y ortodoncia lingual. Los resultados fueron que la aparatología estética como ortodoncia lingual, los alineadores de poliuretano o los brackets estéticos eran aceptados por el 90% de los adultos entrevistados, mientras que sólo el 55% de los adultos aceptaban los brackets metálicos. El método valorado como más estético fue la ortodoncia lingual1.

Aunque hoy día la principal indicación de la ortodoncia lingual es la estética, no siempre ha sido así. La ortodoncia lingual tal y como la conocemos hoy día (técnica de ortodoncia fija donde los brackets se cementan en las caras linguales de los dientes) surgió paralelamente hace algo más de 30 años en Estados Unidos de la mano del Dr. Kurz que colocó unos brackets vestibulares por lingual a una actriz y en Japón por el Dr. Fujita quién los utilizó para pacientes que practicaban artes marciales. Sin embargo, los intentos de hacer “invisible la ortodoncia” vienen de mucho más atrás.

Ya en el siglo XVIII, Pierre Fauchard en su obra “El Cirujano Dentista” dedicó un capítulo completo a explicar diferentes mecanismos para alinear los dientes2. Describió el que puede ser considerado como el primer aparato de ortodoncia, la Bandelette, un arco de expansión que constaba de una banda de oro o plata junto con unos hilos que se colocaba por vestibular o por lingual según el diente malposicionado.

Hacia 1841 Pierre Joachim Lefoulon diseñó el primer arco lingual conocido para producir expansión transversal3.

John V. Mershon desarrolló en 1909 del arco lingual removible, diseñado para aplicar una presión ligera sobre el diente4. Podría ser considerado como el primer aparato “invisible”.

Otros muchos autores como Angle, Nance, Wilson, etc. han utilizado su aparatología por lingual o palatino aunque en la mayoría de estos casos lo que buscaban eran efectos biomecánicos y no estética.

No fue hasta mediados de los setenta cuando comenzaron los tratamientos ortodóncicos con brackets en la cara lingual de los dientes. En Estados Unidos, un californiano, el Dr. Craven Kurz colocó unos brackets vestibulares estéticos de plástico (de Lee Fisher) en la superficie lingual de los dientes para corregir un apiñamiento mandibular a una actriz de cine, obteniendo la patente el 15 de noviembre de 19765.

Dos años más tarde, Ormco con la ayuda del Dr. Andreiko, desarrollaron la idea del Dr. Kurz y trabajaron conjuntamente en el estudio biomecánico y el diseño inicial, creando un aparato lingual de arco de canto que se distribuyó en 1979, el aparato de Ormco-Kurz6.

Los Drs. Jim Mullick y Jim Wildman también proporcionaron un apoyo significativo en las fases iniciales del aparato de ortodoncia lingual7.

En 1981, animados por el éxito, Ormco reclutó a un grupo de relevantes ortodoncistas denominado Task Force, formado principalmente por los Drs. Craven Kurz, John Courtney, Gorman y Bob Smith junto con otros notables ortodoncistas como Richard G. Alexander, C. Moody Alexander, James J. Hilgers, Bob Scholtz, quienes realizaron una significativa contribución en el desarrollo de la técnica8. Fueron publicando sus resultados en el Journal Clinical Orthodontics. Presentaron la nueva técnica en europa a través de una jornada divulgativa en Ginebra y más tarde, a los ortodoncistas de todo el mundo.

Más o menos al mismo tiempo en Japón el Dr. Kinja Fujita, profesor de la Universidad de Kanagawa, describió una técnica desarrollada con el mismo fin debido a que los pacientes que practicaban artes marciales presentaban frecuentemente lesiones en los labios. En 1978 publicó el primer trabajo en el mundo sobre Ortodoncia Lingual en la revista de la Sociedad Japonesa de aparatología y materiales dentales9. Los brackets superiores estaban provistos de ranura vertical y los inferiores de ranura horizontal. Diseñó su propio bracket lingual que hoy día sigue usándose. A él debemos el actual diseño de los arcos linguales en forma de seta10.

Un nuevo diseño de bracket fue dado a conocer al publicarse las conclusiones sobre 55 casos tratados por el Dr. Vicent Kelly junto con Unitek en 1982. Al mismo tiempo el ortodoncista Stephen Paige publicó una técnica mediante la utilización de brackets de Beggs adaptados y adheridos con la técnica de Unitek11.

Posteriormente, Forestadent ideó un bracket tipo Begg modificado para lingual con la particularidad de que un sistema de cierre para mantener el alambre en la ranura sustituyendo el pin de la esta técnica que además podía convertirse también en bracket de arco de canto mediante un dispositivo denominado “edgewise adaptor”. Esta modificación de la técnica también es conocida como mecánica de Ronchin2,11.

Durante los últimos veinte años se han descrito multitud de técnicas y modificaciones de la mecánica convencional para adaptar los elementos de la técnica vestibular a la técnica lingual. Tres fueron las principales ramificaciones, por un lado, las sucesivas generaciones de brackets linguales de Kurz han ido evolucionando desde su primera generación allá por 1976 hasta su séptima generación desarrollada en 1990 que sigue usándose hoy día. Por otro lado, los Dres. Hong y Sohn, fundamentados en la biomecánica propuesta por Fujita,  propusieron una serie de modificaciones en 1999, similar a la del Dr. Creekmore con unos brackets denominados Conceal. La tercera vía derivada de la técnica de Begg, la cual utiliza fundamentalmente modificaciones y prescripciones de la técnica de Paigge3-5,12.

La ortodoncia lingual tuvo su pico de máximo auge sobre 1982 y posteriormente comenzó lentamente a decaer. La llegada de los brackets estéticos llevó a la ortodoncia lingual a sus niveles más bajos entre 1995-96. La combinación de ortodoncistas europeos y asiáticos (Drs. Didier Fillion, Giusseppe Scuzzo, J.F. Leclerc, Massimo, Ronchin, Kyoto Takemoto, Yasunori Mori, Hitoshi Koyata, Rafi Romano entre otros) consiguió reavivar el uso de la ortodoncia lingual7.

El renacimiento de la ortodoncia lingual aparece en el siglo XXI, cuando en el año 2001 surge un sistema de brackets linguales individualizados y arcos a medida. El desarrollo clínico de esta novedosa técnica viene por parte del Dr. Dirk Wiechmann y colaboradores, mientras que el desarrollo técnico es autoría de Ralf Paehl (Fig. 2). Este nuevo sistema, tras varios años y cientos de casos tratados por el Dr. Wiechmann, Dr. Simon, Dr. Mujagic entre otros, es lanzado oficialmente al mercado a finales del 2004 bajo el nombre de The Incognito™ System. En agosto del 2008, el sistema Incognito pasa a formar parte de la familia de 3M Unitek13 (Fig. 3).

BIBLIOGRAFIA

  1. Attractiveness, acceptability, and value of orthodontic appliances. Issue 3, March 2009, Pages 276-277. Michael D. Rosvall, Henry W. Fields, James Ziuchkovski, Stephen F. Rosenstiel, William M. Johnston. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2009;135:535-40
  2. Baca A. Ortodoncia Lingual. En: Bascones A, editor. Tratado de Odontología. Madrid:Trigo Ediciones 1998. p. 2135-2149.
  3. Siciliani G, Terranova S. Ortodonzia linguale. 2ª ed. Milán: Masson; 2001.
  4. Wahl N. Orthodontics in 3 millennia. Chapter 5: The American Board of Orthodontics, Albert Ketcham, and early 20th-century appliances. Am J Orthod Dentofacial Orthop 2005;128:535-40
  5. Kurz C, et al. Lingual Orthodontics-A Status Report. Journal Clin. Orthod. 1982 apr; 16(4): 255-262.
  6. Kurz C. Ortodoncia Lingual. En: Marks M, Corn H, editores. Atlas de Ortodoncia del adulto. Barcelona: Masson-Salvat; 1992. p. 613-28.
  7. History | American Lingual Orthodontics Association. Disponible en: http://www.lingualbraces.org/history
  8. Canut J. El renacimiento de la ortodoncia lingual. Rev Esp Ortod 2002; 32: 69-70.
  9. Fujita K. Development of lingual backet technique:esthetic and hygene approach to orthodontic treatment. J Jpn Res Soc Mater Appl 1978; 46: 81-86.
  10. Fujita K. New Orthodontic Treatment with Lingual Bracket and Mushroom Archwire Appliance..; Amer. J. Orthod. 1979; 76: 657-75.
  11. Padrós E. Ortodoncia lingual: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? Ortod Clin 2001; 4(3): 166-74
  12. Creekmore TD. Lingual orthodontics Its renaissance. AJO-DO 1989; (96): 120-137
  13. 3M Unitek
Comparte
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Clínicas Ortodoncis

Clínica Ortodoncia Málaga - Dr. Manuel Román

  • Málaga 951 441 275

Te llamamos