Blog

  • ALL-ON-4: Los implantes del S.XXI

    ALL-ON-4

    El término All-On-4 se refiere a la implantación de una prótesis o dentadura fija, en la que se colocan 4 implantes de una longitud superior a la habitual en zonas de mayor cantidad de hueso para servir de anclaje a una prótesis con una estructura metálica, un revestimiento y dientes de resina.

    Como procedimiento quirúrgico que es, requiere de una evaluación previa por parte del dentista para asegurar la salud del paciente. Y cuando hablamos de salud del paciente, nos referimos no sólo a la dental, sino a la general, ya que el procedimiento conlleva riesgos como infección, sangrado excesivo o posibles daños en el tejido nervioso. Es por ello que se torna primordial consultar con un especialista para averiguar la opción idónea para cada caso concreto. Y es que no todo el mundo es candidato a este tratamiento, ya que por sus características especiales debe ser utilizado solo en pacientes que presentan una atrofia ósea moderada-avanzada.

    El procedimiento del All-On-4 consigue una restauración completa de la arcada con solo 4 implantes, debido a que se colocan dos implantes anteriores rectos y dos posteriores colocados con una inclinación de hasta 45º. De esta forma, se consigue una funcionalidad inmediata para el paciente, sin injertos extra, evitando complicaciones posteriores.

    ¿Por qué surge la técnica?

    Sencillo, la dentición defectuosa representa actualmente un problema real, y según datos de la OMS, actualmente casi un 10% de la población es edéntula o potencialmente edéntula. Debido a la fama adquirida por el tratamiento y al desarrollo producido, cada vez son más las personas que inician el proceso de implantología.

    Este hecho, unido al envejecimiento de la población en los últimos 10 años, y a que la tendencia futura sigue la misma línea, ha provocado que se investigue en técnicas de esta índole, ganando en efectividad y siendo cada vez más asequible a toda la población en cuanto a precio y facilidades.

    ¿Qué hace único a este tratamiento?

    La popularidad de este tratamiento se basa en las funcionalidades que proporciona a los pacientes que deciden iniciarlo.

    En primer lugar, ofrece a los pacientes edéntulos una prótesis el mismo día de la operación, lo que da lugar a una mejora de la satisfacción de los pacientes tanto por funciones, como por estética, percepción, habla o autoestima.

    El hecho de inclinar dos de los implantes permite aportar la sujeción necesaria para evitar los injertos de tejido y hueso, por lo que hace el tratamiento mucho más sencillo y reduce tanto el tiempo de operación como de recuperación posterior. Además, el tener una prótesis provisional fija acorta el tiempo para poder realizar acciones habituales como pueden ser comer o hablar con facilidad.

    Pero la reducción del tiempo y el aumento de funcionalidades no son las únicas ventajas del tratamiento, y es que la técnica All-On-4 aporta una ventaja notable en cuanto a coste se refiere. Al utilizar una prótesis de cuatro fijaciones, el precio del tratamiento es mucho menor que si tuvieran que implantarse de forma individual el número de piezas necesarias para una mordida adecuada, y sin duda alguna, se trata de la mejor opción para un paciente con edentulismo o pérdida de dientes.

    Es por estas razones por las que, según estudios de la empresa Nobel Biocare (inventora de este método), el 98% de los pacientes recomienda el uso del tratamiento All-On-4.

    Evaluación exhaustiva del paciente

    Cada persona es un mundo, y cuando hablamos de salud bucodental es necesario ser lo más minucioso posible para comprobar cuál es la mejor solución para el problema en concreto. Lo que para un paciente puede ser ideal, para otro totalmente inefectivo, o lo que para unos es una solución fácil, para otros puede ser una quimera. Es por este motivo que, llegado el punto en que sea necesario, debes acudir a un odontólogo de confianza especialista en implantología que por su experiencia sepa a la perfección la mejor técnica para ti y tus problemas de salud bucodental.

    En primer lugar, tenemos que escuchar con detenimiento a la persona que acude a nuestra clínica, prestar atención a su historial médico, sus quejas, sus expectativas, las condiciones especiales de su estilo de vida, debatir con él, y así encontrar la solución más acorde.

    El historial dental del paciente resulta de gran interés. Es necesario conocer si ha tenido problemas dentales anteriores, alguna enfermedad que tenga en la actualidad, su higiene bucodental diaria, o si tiene hábitos negativos como el bruxismo.

    En cuanto a procedimientos técnicos de diagnóstico, es necesario un análisis radiográfico inicial, una OPG (radiografía panorámica) y posteriormente, según el criterio del especialista, podrá realizarse una serie periapical completa, o un escáner médico TC o TC con haz cónico.

    Por último, hay que evaluar el estado general de los dientes por si hubiese problemáticas como pueden ser caries, maloclusiones o desplazamientos, así como examinar el estado de los tejidos.

    Ahora que hemos evaluado al paciente, ¿comenzamos con la técnica?

    Antes de iniciar el tratamiento, una vez analizados todos los factores específicos del paciente, tendremos que decidir sobre la idoneidad del mismo. ¿Es nuestro paciente apto para los implantes All-On-4?

    Para saberlo es necesario conocer aspectos como la cantidad de encía existente, la descompensación entre maxilares y mandíbula, los hábitos higiénicos del paciente, si hay que sacrificar o no tejido óseo sano, o si quizá el paciente tiene alteraciones en el perfil blando que requieran mayor soporte que el que nos proporciona la implantación del All-On-4.

    Es por ello, que no todos los pacientes son susceptibles de ser tratados con la misma técnica y deben ser aconsejados de manera particular por su cirujano oral experto en rehabilitación con implantes dentales, debiendo primar las indicaciones clínicas más adecuadas frente a los costes o a las tendencias de moda.

    Una vez que sabemos que el paciente cumple los requisitos, ¿cómo sabemos el tratamiento adecuado para su situación? All-On-4 Vs All-On-6

    Una vez realizado el diagnóstico con la recogida de información al paciente, revisaremos la presencia o ausencia de tejido duro o blando, para ver el tipo de prótesis adecuada para el caso. Posteriormente, se procede a identificar una línea de transición de la sonrisa para detectar posible consideraciones estéticas. Y finalmente, tras este paso, evaluaremos las zonas del maxilar para determinar el proceso quirúrgico restaurador a seguir.

    Así, para los pacientes sin dientes con poco hueso, esta técnica representa una buena solución. La técnica All-on-4 es idónea para los pacientes con una reabsorción ósea media, pero para aquellos pacientes con una reabsorción ósea más severa, entra en juego la técnica All-On-6, en la que se requiere más estabilidad.

    La principal diferencia radica en el número de fijaciones que se realizan. Si en la técnica del All-On-4 eran 4 los implantes utilizados para fijar la prótesis de arcada completa, en el caso del All-On-6 se colocan dos implantes más como su propio nombre indica. De esta forma se consigue la sujeción adecuada pese a las peores condiciones de la boca en cuestión.

    Por lo demás, no existen diferencias significativas entre las técnicas, y el resultado final es el mismo: el paciente obtiene una dentadura plenamente funcional, en un tiempo muy reducido, y a un precio mucho menor que si se realizase el tratamiento mediante implantes habituales.

    Cuidados postratamiento

    Respecto a la alimentación, tu dentista te aconsejará sobre lo que puedes o no comer en los meses posteriores al tratamiento y los tiempos que debes ir siguiendo de forma progresiva. Durante los primeros meses, probablemente debas atenerte a una dieta con alimentos suaves para una correcta cicatrización y fijación de la posición de los implantes.

    En la medida de lo posible, trata de evitar hábitos que puedan afectar a la cicatrización de las incisiones, como pueden ser fumar, hacer ejercicios intensos, o consumir sustancias como la cafeína.

    La higiene también es otro aspecto primordial. Este tipo de implantes deben limpiarse de la misma forma que lo harías con tus dientes naturales. Es decir, una vez después de cada comida y usando colutorio e hilo dental o, a ser posible, un irrigador dental, que es el mejor aliado para eliminar por completo los restos de suciedad y bacterias.

    En definitiva, siguiendo nuestros consejos, y acudiendo a un especialista experimentado en la técnica, no solo podrás volver a sonreír y masticar de una forma plena y sin complejos, sino que también lo harás a un precio menor que el convencional y en un tiempo récord.

    Ven a vernos y te informaremos del mejor tratamiento adaptándonos a tus necesidades. Porque para nosotros, tu sonrisa y tu salud bucodental son lo primero.

    Categorias: Noticias
Comparte
Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Clínicas Ortodoncis

Clínica Ortodoncia Málaga - Dr. Manuel Román

  • Málaga 951 441 275

Te llamamos

Acepto la política de privacidad

NOSOTROS TE LLAMAMOS

Para tu comodidad, déjanos tus datos de contacto y nos pondremos en contacto contigo sin compromiso.

Acepto la política de privacidad

X
TE LLAMAMOS - PIDE CITA